This Is A Custom Widget

This Sliding Bar can be switched on or off in theme options, and can take any widget you throw at it or even fill it with your custom HTML Code. Its perfect for grabbing the attention of your viewers. Choose between 1, 2, 3 or 4 columns, set the background color, widget divider color, activate transparency, a top border or fully disable it on desktop and mobile.

This Is A Custom Widget

This Sliding Bar can be switched on or off in theme options, and can take any widget you throw at it or even fill it with your custom HTML Code. Its perfect for grabbing the attention of your viewers. Choose between 1, 2, 3 or 4 columns, set the background color, widget divider color, activate transparency, a top border or fully disable it on desktop and mobile.

Conoce Tailandia: islas y playa

Home/Viajes/Conoce Tailandia: islas y playa

Tras repasar mis primeros días en Tailandia, la visita a Bangkok y a la ciudad de Ayutthaya, nos fuimos a caracterizar el clásico turista yendo a los populares archipiélagos tailandeses, plagados de resorts que acogen a cientos de turistas constantemente.

Cometimos un error de cálculo al intentar abarcar tres islas en semana y media, lo que implica mucho viajar y poco aposentarse. Considerando que las islas tienden a estar rodeadas de agua (cosas que tienen, mire uste), y que se nos antojó viajar a archipiélagos situados en dos costas distintas, pues eso complico mucho la visita.

image

Si tienes un par de semanas, escoge un archipiélago y céntrate en visitar las islas que están allí. En la zona de Koh Phi Phi (famosa ser donde se rodó “La Playa”, con Leonardo Di Caprio), hay varias islas de distinto nivel de turismo. Pero vamos a desgranar el viaje.

Koh Tao

Un tren nocturno nos condujo hasta el puerto de Chumpon, donde una especie de lanzadera cósmica te lleva a la isla. Como hicimos el viaje en periodo navideño, no quedaban plazas con camas, así que te dan unos asientos también en tren nocturno, y tienes unas cuantas horas para llegar y puedes reclinar el asiento bastante, pero no acaba de ser una cama.

A no ser que viajes en temporada “punta”, normalmente deberías poder tener cama en tren nocturno incluso si vas el mismo día. Yo acabo de sacar uno hacia Chiang Mai que sale dentro de tres horas. Pero si estas en periodo navideño, es posible que te interese reservar ese billete de antemano, para ir en cama y más cómodo.

En la estación central en Bangkok compras el billete, y puedes comprar un “combinado” que cubre el bus y el ferry que te dejara en Koh Tao (o la isla donde vayas).

Playa Koh tao

Playa Koh Tao

Esta parte, bien. Al llegar a Chumpon, te meten en un bus y te llevan al puerto. Allí, cual borrego, te ponen una pegatina que indica hacia donde vas, y te meten en una lanzadera asesina. Es conocida por dar tremendos botes y moverse tanto que lo normal es que bastantes personas acaben vomitando. Así fue, reparten bolsitas donde vomitaras, y aunque yo no me mareaba desde que tenía 10 años, aquí tienes que tenerlos muy bien puestos para aguantar.

En fin, llegas a la isla, el resort donde hayas reservado te esperara allí, y te llevara. O buscas sitio, que quizá es mejor, por tema precios y tal, pero tienes que ser un avezado negociador para lidiar con los thais que querrán llevarte a su resort,

Nosotros estuvimos un tanto recluidos en el resort, así que aparte de dormir, comer e ir a la playa, hicimos poco. Necesitamos un día para recuperarnos del viaje, y solo teníamos tres días en la isla.

Es recomendable que te mires el tema del buceo, pues cambia dependiendo de la compañía. He oído que en Koh Tao puedes hacer un bautizo por 1800 bhats, mientras que en Koh Lanta yo me deje 5000 bhats. Me lo pase en grande y eso, pero creo que acabe pagando la inocentada. En fin, solo es dinero y era lo que quería probar.

Koh Phi Phi

Vale la pena contar la odisea para llegar desde Koh Tao a Phi Phi. Nos hablan de un barco nocturno que nos lleva a la costa continental (unas 6-7 horas) de allí un bus nos lleva a Krabi (unas 2 horas), y luego otro barco nos lleva a Phi Phi (hora y media).

Al llegar al barco, parecía un pesquero (probablemente es barco de mercancías pero hacen mas pasta llevando turistas también). Una especie de comuna/dormitorio que encontramos vacío en el momento de llegar nos extraña, e imágenes de un naufragio inesperado o unos piratas tailandeses que nos cortan el cuello a media noche surcan nuestra mente.

Barco nocturno Koh tao

Yo en mi “cama” del barco nocturno

Finalmente, cuando llega la hora de meterse en el barco, vemos que esta lleno de turistas, y eso nos da un extraño consuelo. El naufragio es tan posible con o sin turistas, pero imaginamos que no es algo inusual utilizar semejante servicio, y nos da una sensación de seguridad.

Dormimos sorprendentemente bien, aunque las visitas al lavabo revelan imágenes de película de chinos, con un anciano comiendo arroz en una esquina del barco o una especie de gato/perro difícil de identificar atado en un lado y durmiendo. Realmente auténtico en cuanto a aspecto.

Llegamos a Surat Thani, donde nos hacen esperar en una especie de oficina, nos sientan en un patio a todos los guiris, pero podemos comprar algo de desayuno. Al cabo de una horita, nos suben en furgonetas bastante bien equipadas y vamos hacia Krabi, donde esta la conexión por mar hacia Phi Phi.

Aquí nos sucedió algo que me extraño y me hizo pensar en un posible timo, que quizá lo fue. Antes de llegar a ningún Puerto nos dejan en una especie de resort, que según mi mapa esta en Krabi pero no tan cerca del puerto como cabría esperar. Allí dos mujeres orondas nos dicen que el ferry que íbamos a tomar a las 9 esta lleno y que no cabemos, pero que podemos optar a otro billete de otra compañía, y tomar el ferry de las 10:30. A esa hora y considerando que el siguiente ferry con nuestra compañía salía a las 13:00, pues dijimos que si.

Quizá no es ningún timo, porque el nuevo billete que compramos no invalidaba el que ya teníamos, ese otro nos lo dejaban “abierto” para ser utilizado o bien a nuestra vuelta o bien en alguna otra conexión. Así que la usamos para conectar con Koh Lanta tras abandonar Phi Phi.

En fin, un duro día de viaje que acabo llegando a una soleada isla paradisiaca pero abarrotada de turistas. Suerte que habíamos reservado en un resort recóndito y nos aislaba de la vida nocturna, que es como una versión cutre de Ibiza.

Maya beach

Maya Beach, donde esta Di Caprio?

Como solo estuvimos dos noches, hicimos una excursión de medio día que te lleva en un barquito a varios puntos de interés alrededor de la isla, incluyendo la ya mencionada playa donde rodó Di Caprio (que es una autentica pasada en cuanto a belleza, pero es como el metro en hora punta, todo lleno de turistas). Estuvo bien aunque algo borreguil, vale la pena por 400 bhats. Eso si, lo de “incluye desayuno y comida” es una broma, porque el desayuno es un bocadillo de zanahoria y cebolla en dos lonchas de pan de molde, y la comida un puñado de arroz con alguna verdura por en medio.

También ves monos en… La playa de los monos. Muy original. Nosotros alquilamos un kayak y bordeando la costa vimos una familia de monos con pequeños monitos, pero no te acerques demasiado porque se ponen agresivos.

Tienes otras modalidades de excursión en Phi Phi (y supongo que en otras islas), y también puedes alquilar un barco por horas y que te lleve donde quieras. Si sois varios, esta opción puede salir relativamente económica y mas provechosa, me comentaron que unos 600 bhats por persona para 4 personas, y te lleva donde le pides. Parece correcto.

Se trata de una isla cara, quizá más que el resto de islas, especialmente en lo que concierne al alojamiento, aunque imagino que si no tienes muchas exigencias, puedes hallar algo económico. Si buscas algo caro, he visto hoteles recónditos que parecen pequeños Palacios donde la noche la pagas a 500 euros (si, euros). Así que tienes de todo. 🙂

Koh Lanta

Lanta es lo que habíamos esperado desde que iniciamos el viaje por las islas, y aun no habíamos disfrutado. El viaje fue rápido desde Phi Phi: una hora y media en un barco nada abarrotado que nos alejaba de la isla de la fiesta y nos llevaba a otra con un aspecto mucho mas “normal”, es decir, puedes ver a locales tailandeses viviendo allí, aunque la mayoría lo haga del turismo.

Mucho resort, si, pero considerando que llegamos la víspera de fin de año, muy poca gente, menos de la que me esperaba. Playas bastante despejadas, con turistas pero apenas unas pocas decenas, permitían bañarse como si la playa fuera tuya.

Paisajes preciosos, aunque no lleguen a la altura de Koh Phi Phi, les siguen muy de cerca, y además están mucho menos abarrotados.

Llegamos al resort Arena, donde unas mujeres musulmanas (la mayoría de la población de Lanta es musulmana) nos acogieron como si fuéramos parientes. Bungalows sin demasiado lujo pero espaciosos.

La cabaña que hacia de recepción y bar/restaurante a la vez estaba siempre poblada por este grupo de mujeres que se combinaban las tareas de cocinar y atender a los clientes. Y justo delante de la recepción, una cabaña mas pequeña que tenía un cartel: “Bob’s Bar”, donde un buen número de banderas de Bob Marley y símbolos hippies y colores jamaicanos lo adornaban todo.

Bob bar Koh lanta

Bob, el Marley Tailandés

Mi novia había leído sobre este bar: esta regentado por un tailandés que se hace llamar Bob. Recuerdo estar sentado allí el primer día, y al girar la cabeza, allí estaba Bob. Sus rastas y la fisionomía de su cara le asemejaban al ídolo de la música reagge, y al mirarle, me hace un gesto de victoria con la mano (o de “paz”).

Estar alojados al lado del Bob’s bar ha sido toda una experiencia. Bob tiene una manera muy peculiar de llevar su negocio, saludando a todo el que pasa y preguntándole si se pasara luego. Su personalidad es digna del propio Marley, no sabes cuanto ha fumado, pero esta en un perpetuo estado de buen rollo, siempre querrá que te sientes aunque no consumas nada (especialmente por la noche).

Las frases de Bob son excepcionales: “Where you goin? See you later? Thank you!”, que es como un alegre reclamo para clientes, que probablemente se sienten muy entretenidos con Bob y sus maneras.

Con Bob Marley

Foto de familia con Bob

El bar no es mas barato que otros, pero si estas en Koh Lanta, búscalo. Hoy por hoy de encuentra en el resort Arena, en la playa Klong Kong, en la parte oeste media de la isla. No decepciona, dile que vas de mi parte.

Por lo demás, los precios son algo más baratos que en Phi Phi, pero tampoco son un regalo, la mayoría de platos rondan los 130 bhats de media, si buscas comida occidental será algo mas (pizzas y steaks son 300 bhats de media).

Hacen unas barbacoas de pescado bastante interesantes, con gambas y sepia a la brasa que puede salirte por 100 bhats el plato (un plato de sepia = 100 bhats), y un atún enterito con cola y cabeza hecho a la brasa te sale por 200 bhats. No lo habrán limpiado mucho, así que olvídate del trozo de atún que compras en el supermercado, es el pescado tal cual hecho a la brasa.

By | 2017-10-30T10:45:44+00:00 December 30th, 2014|Categories: Viajes|0 Comments

About the Author:

Daniel is a dreamer. This does not mean that he sleeps all day long, it just means that he lives his dreams and practices the art of non-conformity.

Leave A Comment